¿Y si os dijera que dos tercios de la población asidua a internet ya compra de forma online? 

De hecho, el gasto medio de cada persona se fija en 75 euros mensuales. 

No es para nadie una sorpresa que este último año, ese en el que llegó una pandemia que nos obligó a quedarnos en casa, los modelos de negocio cambiaron. Otra vez. En una dinámica que seguía en evolución desde que se implantó, la de llegar a alguien interesado en tu producto a través de logaritmos o, lo que es lo mismo, vender por internet.

¿Qué quieres vender?

Antes de empezar, parece de cajón, pero has de tener muy claro qué quieres vender. Y con esto me refiero a que si tienes una heladería, lo lógico es que quieras ofrecer helados. Pero quizás el sobrante de pistacho te interesa especialmente. Pues en eso es en lo que hay que poner especial atención. 

Buyer persona

Decide las características de tu público objetivo. 

Competencia.

Analiza quién puede ofrecer lo mismo que tú en el mercado ¡y ponte manos a la obra! Herramientas. 

Descubre cuáles son tus puntos fuertes y procede a una estructuración de tu empresa.

 

¿Cómo lograr una buena estrategia de Marketing?

Ofrece contenido. 

Si te dedicas a la impresión digital, quizás muchos de tus seguidores se interesen por las técnicas de impresión. 

Crea un blog en el que puedas interactuar con ellos y dejar claros algunos conceptos que no se entiendan del todo. 

Potencia tu imagen. 

Otorga valor añadido a tus publicaciones de contenido con imágenes impactantes para tu público, interesantes para la audiencia. Crea videos, fotos, etc… Utiliza el enganche audiovisual. 

Posicionamiento SEO. 

Tu lugar en los buscadores te terminará de lanzar o de esconder de tu competencia. 

Conviértete en el mejor indagando sobre el resto, pero sobre todo, organiza tu información. 

Sé claro en los títulos, en las secciones, pero también en los dominios. 

Social Media. 

Si el contenido en el blog cubría algunas necesidades de tus clientes, tu presencia en las redes lo atraerá finalmente. Además, hará que te conozca el amigo de tu cliente, y eso repercute para bien.

 

Estrategias

Lo más importante que has de tener en mente es el funnel de venta, es decir, el proceso que tiene lugar entre que una persona te conoce y se convierte en cliente. 

El cliente toma conciencia de que existes como empresa. 

El comprador potencial ya sabe que existes, ahora visita alguna de tus redes, comenta alguna publicación. Ahora está considerando alguna compra. Se registra en tu web. Ya ha pasado a la acción. 

Que se corra la voz. Ahora está contento, y por eso va a recomendarte. Ahora bien, ¿cuál será tu estrategia? 

Existen dos tipos a los que tienes que prestar mucha atención:

Outbound

Aquí tendremos más en consideración cómo publicitarnos de forma gráfica, cómo poder vender a través de los principales buscadores (Shopping Ads) o redes sociales (Social Ads) y cómo llegar a los clientes de forma masiva, sin dejar de ser personalizada.

 

Inbound

Has de centrarte en el producto en sí, en un buen canal de venta, el SEO y el marketing de contenidos. Será un análisis pormenorizado sobre tu producto y aprenderás a darle prioridad a tu propio catálogo. 

 

¿Aún con alguna duda?

 

Deja que te echemos una mano.

 

Déjanos tus datos

Recueda además que puedes escribirnos o contactarnos directamente