fbpx

¿Hosting compartido, VPS o servidor dedicado? Una sencilla decisión

 In Cloud & IT, E-Commerce, Gestion IT & HR, SysAdmin

Una de las dudas más habituales a la hora de arrancar un nuevo proyecto es: ¿qué necesito, un hosting compartido, un VPS o un servidor dedicado? ¿Me vale con un hosting compartido? ¿Me toca rascarme el bolsillo e ir a por un servidor dedicado?

Como casi todo en la vida, la respuesta es… depende. Antes de nada, ¿en qué consiste cada uno de ellos?

¿Qué es un hosting compartido?

Este es el caso más habitual, y la solución en la que un elevado porcentaje de los proyectos web se apoyan. En cada servidor se alojan varias webs, las peticiones (visitas) de cada una de las webs llegan al mismo servidor, y éste las sirve tan rápido como su tecnología lo permite.

¿Dónde reside el mayor escollo al que nos enfrentamos cuando confiamos en un hosting compartido? Que al estar trabajando distintas webs sobre la misma máquina, la velocidad de carga no depende tan solo de lo optimizado que esté mi site, sino de cómo de bien estén trabajando mis vecinos del bloque.

¿Qué es un VPS?

Un VPS (Virtual Private Server) es un servidor virtual privado, es decir, una máquina virtual, cuyos recursos están centrados al 100% en mi proyecto: me da lo mismo si mi vecino está trabajando bien o no, dado que esta máquina solo sirve a mi proyecto. Todo el rendimiento para mí.

No obstante, en el caso del VPS no hablamos de un servidor FÍSICO, sino de un servidor VIRTUAL, por lo que seguimos compartiendo espacio con nuestros vecinos, eso sí, cada uno en la parcela de nuestro chalé adosado.

¿Qué es un servidor dedicado?

El servidor dedicado es la joya de la corona en cuanto a resultados puros y duros: a diferencia de un VPS, no hablamos de una partición virtual a mi disposición dentro de una máquina, sino que hablamos de que TODO EL SERVIDOR está a mi disposición, físicamente hablando.

Es decir, mi proyecto dispone de un SSD, de una memoria, de una CPU, todo para mí, dedicado en exclusiva a mi proyecto web. Este servidor es configurable, y sería como disponer de un chalé con una enorme parcela alejado de los vecinos.

Cómo decidirme entre hosting compartido, VPS o servidor dedicado

Ahora viene la gran duda: ¿cómo sé si mi proyecto requiere de uno u otro hosting? Plantéate estas tres variables.

¿Cuáles son tus conocimientos?

Es mucho más complicado de gestionar un servidor dedicado que un hosting compartido, dado que si en el primer caso toda la parte de operaciones está en mano de la empresa de hosting, en el caso del servidor dedicado gran parte de la responsabilidad recae sobre ti. ¿Estás preparado para ello?

¿De cuánto dinero dispongo?

Un hosting compartido parte de unos 10€ al mes, mientras que un servidor dedicado se puede ir a más de 100€ al mes: piénsalo bien, ya que hay mucho dinero en juego.

¿Cuáles son mis necesidades?

Este es, sin duda, el punto definitivo: ¿mi web sirve texto, imágenes ligeras y optimizadas, o es un site que aloja un servicio de live streaming, el cual recibe cientos de peticiones por minuto? Entender tus necesidades reales te lleva a ahorrar dinero y evitar errores futuros.

Si una vez entendidas las diferencias entre los tipos de hosting tienes cualquier duda, o quieres que te ayudemos a elegir el alojamiento que tu proyecto necesita, contacta con Ibaru. Te vas a ahorrar dinero, tiempo y quebraderos de cabeza. ¡Llevamos más de 10 años aconsejando a nuestros clientes! ?

Recent Posts
Cómo encontrar al desarrollador Java perfectoVentajas externalizar servicios IT