fbpx

Escritorio virtual, remoto o en la nube: ¡viva el cloud!

 In Cloud & IT

Viernes de noche, pegas un salto y te levantas de la cama. Acabas de acordarte de que se te ha olvidado enviar un informe a un cliente. Hasta mañana no podrás solucionarlo. Maldición.

¿Alguna vez te has preguntado cómo puedes acceder al ordenador que está físicamente en tu lugar de trabajo sin estar ahí? En Ibaru tenemos la solución: necesitas un escritorio virtual, remoto o en la nube.

Si la “nube” fuera uno de nuestros amigos, ahora mismo sería el popular. Hoy en día es una herramienta muy útil para cualquier equipo de trabajo.

Seguramente ya conoces las aplicaciones más normalizadas de la nube, como por ejemplo compartir archivos o documentos con otras personas, acceder a documentos sin que estén físicamente almacenados en tu ordenador (vaya ahorro de memoria, ¿verdad?) o poder trabajar con un compañero simultáneamente en el mismo documento desde dispositivos diferentes.

El término que se utiliza a nivel mundial es Cloud Computing, y es un avance que puedes emplear, por ejemplo, para resolver eso que te ha pasado al inicio de este artículo.

¿Qué es un Escritorio virtual?

Un escritorio virtual es un acceso a un ordenador, cuyo poder de procesar la información no reside en un PC físico, sino en diferentes servidores.

Inicias sesión con tu usuario y contraseña, como haces cada mañana en el trabajo, y accedes a tu escritorio de manera remota. Es como si estuvieras viendo el PC que tienes en tu oficina, pero desde cualquier lugar.

En esencia se trata de la virtualización de los ordenadores para permitir que cada usuario pueda acceder a su escritorio (con los programas que utiliza, sus documentos, funcionalidades, etc.) desde cualquier lugar y a través de cualquier dispositivo.

3 Ventajas de uso frente a un escritorio convencional

Trabajo en desplazamiento: el uso de escritorios virtuales permite que un trabajador que viaja con frecuencia “lleve” consigo su puesto de trabajo y sus datos corporativos.

Visitas comerciales: pensemos en otro trabajador que se desplaza a visitar clientes para realizar presentaciones de producto; con una simple tableta u ordenador portátil se recupera el entorno de trabajo, sin que la administración y las cuestiones relacionadas con la seguridad dejen de estar centralizadas.

Ahorro de costes: los equipos que permanecen en las oficinas pueden ser más económicos, ya que es el servidor central el que alberga el peso de programas y archivos, con lo que se descarga a los equipos individuales; respecto a dichos equipos también ahorraremos en mantenimiento, ya que sufrirán menos averías y deterioro que si tuviesen un uso más intensivo.

Cuando una empresa utiliza una cantidad considerable de ordenadores, partimos de la base de que presenta un cierto nivel de complejidad informática. Por ello puede resultar más cómodo, seguro y eficiente crear una infraestructura de escritorios virtuales (VDI, Virtual Desktop Infrastructure).

Desde Ibaru construimos y gestionamos VDI siempre teniendo presente la seguridad de los datos de tu empresa. Todo centrado en hacer tu vida más sencilla. Así de fácil. ¿Quieres saber qué ventajas particulares pueden aportar los escritorios virtuales a tu empresa? Habla con nosotros.

Recent Posts
Servidor en la empresa o servidor cloud, ¿cuáles son las ventajas y desventajas?